¡Clasificados! Todas las mascotas de la Copa del Mundo, de la peor a la mejor

¡Clasificados! Todas las mascotas de la Copa del Mundo, de la peor a la mejor
¿Cuál es la mejor mascota de la Copa del Mundo? FOTO: Ole.com

Desde que Inglaterra inauguró la Copa del Mundo de Willie en 1966, cada anfitrión ha tenido una mascota, pero no todas son iguales. ¿Quién es la mejor? ¿Y quién es la peor? Conócelas a cada una antes de la llegada de la nueva copa mundial a continuación.

Muchas de estas mascotas han inspirados juegos de tragamonedas con un funcionamiento similar a Shes a Rich Girl slot, una máquina tragaperras que puedes encontrar en casinos online que también te permitirán apostar en los partidos de la próxima copa. Ahora sin más preámbulos, veamos a las mascotas de peor a mejor.

14. Striker (1994)

No había nada que gustara de Striker: un perro de dibujos animados soso y anodino con un nombre poco atractivo. Era un cachorro simplemente porque los perros son una mascota popular en EE.UU. y anunció la era de la mascota corporativa sin peculiaridades.

Irónicamente, en un Mundial iluminado por delanteros increíbles:

  • Romario,
  • Baggio,
  • Stoichkov,
  • Klinsmann,
  • Batistuta

El propio Striker merecía ir directamente a la perrera.

13. Juanito (1970)

Llama a la línea directa de estereotipos. Juanito es un niño mexicano de 11 años, con sombrero, vestido de futbolista, posando con un balón. Como si no fuera ya evidente que se trata de una mascota de la Copa del Mundo, Juanito lleva también «MÉXICO 70» en el sombrero para que todo el asunto sea a prueba de idiotas. Poco imaginativo.

12. Piqué (1986)

¡Ay caramba! Reforzando los estereotipos de 1970, Piqué es un chile jalapeño que lleva un sombrero y un tupido bigote. Es más original que Juanito, y en cierto modo admiras la audacia de la cara de sartén al lanzar algo tan insultante al público mexicano, pero no está bien.

En respuesta a la polémica en torno a Piqué en 1986, uno de sus creadores afirmó que la mascota «es un poco como el indio dormido que se echa una siesta contra un árbol». Dudamos que eso haya ayudado.

11. Zakumi el Leopardo (2010)

Zakumi es un animal de dibujos animados que resulta tan memorable como las actuaciones de la nación anfitriona, Sudáfrica, en 2010. Zakumi está por encima de las tres mascotas porque no es un estereotipo nacional ofensivo, y porque tiene un buen pelo, lo que da mucho de sí.

10. Zabivaka (2018)

Por un lado, Zabivaka es un lobo siberiano (lo cual es genial) diseñado por un estudiante ruso de 21 años (lo cual también es genial).

Sin embargo, a nosotros nos parece más bien una mascota olímpica de invierno genérica, y las gafas de sol envolventes no ayudan. Sobre todo porque se parecen sospechosamente a un antifaz. Dicho esto, todos hemos deseado tener una venda en los ojos durante una actuación en la Copa del Mundo de Inglaterra, así que quizá Zabivaka venga preparado.

9. Ato, Nik y Kaz (2002)

Cada uno de este trío parece una golosina de huevo Kinder particularmente decepcionante, pero las mascotas de Corea/Japón 2002 tienen una historia de fondo aún más extraña. Ato, Nik y Kaz son en realidad «Spheriks» que juegan a un juego llamado «Atmoball», a pesar de la comercialización de la Copa del Mundo de «fútbol» (que se vende).

Ato, el amarillo, es el entrenador; una especie de Arsene Wenger larguirucho para el dúo de jóvenes, presumiblemente de bajo rendimiento, formado por Nik (azul) y Kaz (morado). Es extraño.

8. Fuleco el Armadillo (2014)

¡Alerta de controversia! Fuleco es del mismo zoológico genérico de dibujos animados que Zakumi y Zabivaka, pero tiene sus ventajas. Es un armadillo brasileño de tres bandas, lo que es un as, y su elegante armadura azul en la frente probablemente lo convierta en un auténtico incordio en las jugadas a balón parado.

Sin embargo, la FIFA fue criticada por presumir de que esta mascota sensibilizaría sobre una especie en peligro de extinción, pero en realidad no hizo nada cuando las organizaciones benéficas de conservación de Brasil pidieron ayuda para proteger el hábitat de los hermanos y hermanas de Fuleco en la naturaleza.

7. Gauchito (1978)

El icono argentino tiene importantes ventajas sobre su doble de 1970. Para empezar, es la única mascota de la Copa del Mundo que lleva un látigo (al menos hasta que llegue Qatar 2022). También nos gusta mucho su pañuelo en el cuello y su postura alegre: con un pie en el balón como si te desafiara a despegarlo.

6. Footix (1998)

Es difícil decir por qué la mascota de Francia 98, Footix, es superior a Striker, a pesar de estar en la misma categoría que ese detestable sabueso (es decir, bestia nacional genérica con un balón de fútbol). Quizá un enorme gallo azul sea de algún modo intrínsecamente épico.

El gallo viejo y robusto es incluso un padre -no nos lo estamos inventando-, ya que Ettie, la mascota de la Copa del Mundo Femenina 2019, es hija de Footix. Por supuesto que lo es. Lo único confuso de Footix es que suele aparecer sujetando el balón, lo cual es ilegal, lo que indica que o bien es un portero o bien no conoce las leyes del fútbol. Supongamos lo primero.

5. Goleo IV y Pille (2006)

La mejor mascota moderna -aunque sólo sea el segundo mejor león-, Goleo IV fue creada por el Jim Henson Workshop y tiene un aspecto agradable, casi estrafalariamente leonino. Fue criticado en su país por ser un león (al parecer, la gente hubiera preferido una bestia originaria de Alemania), lo que parece un poco cruel, y por no llevar pantalones.

Dejando a un lado el horrendo placaje de Goleo, nos preocupa más su compañero. Pille es un balón de fútbol con cara y nuestra nueva peor pesadilla. Al pobre Goleo no le ha ido mucho mejor con sus colaboraciones musicales, al asociarse con Atomic Kitten y Fatman Scoop en 2006.

4. Tip y Tap (1974)

Puede que el combo hombre grande/hombre pequeño de Alemania Occidental no comparta un par de pantalones cortos gigantes. Es difícil saberlo. El dúo de mejillas sonrosadas, que estaría igual de bien como manos en el reloj de un niño, fue aparentemente diseñado para promover la unidad, ya que Alemania Occidental había quedado empatada con Alemania Oriental en la fase de grupos.

Un poco prosaico, pero los impulsaremos unos cuantos lugares. En primer lugar, porque su nombre suena a una táctica del fútbol español que mantiene el 110% de la posesión del balón, y en segundo lugar por su parecido con Peter Crouch y Frank Lampard despidiéndose de vacaciones. Agradable.

3. El Willie de la Copa del Mundo (1966)

El original y uno de los mejores. Willie inició la moda de las mascotas con su melena entrecortada y su nombre fálico. Creado por el ilustrador infantil Reg Hoye (que luego diseñaría a Fred el Rojo del Manchester United), Willie fue un éxito masivo con una gama de productos, una tira cómica y su propia canción.

Lo único que discutiríamos de la «WCW» es su capa. ¿Por qué la mascota de una Copa del Mundo organizada íntegramente por Inglaterra lleva una camiseta con la bandera de la Unión? Aunque nos gustan sus zapatos estilo Mr. Men, que (a juzgar por la postura de macho de Willie) robó después de dar una paliza a alguien. Si ves al Sr. Cosquillas, aturdido y sin zapatos en la calle, culpa a este león.

2. ¡Ciao! (1990)

Mientras que la mayoría de las mascotas de la Copa del Mundo son niños o animales antropomórficos diseñados para parecer simpáticos en las fundas nórdicas, Ciao! era una criatura diferente. Esta monstruosidad sin rostro de Italia ’90 es como un jefe de nivel final de un videojuego de 8 bits, o algo que Marvel introduciría para aplastar a Bruce Banner en la próxima superproducción: Los Vengadores: ¡Ciao! contra Hulk.

¡Ciao! – un nombre absurdamente feliz para una figura tan pesadillesca, tiene un cuerpo de hombre palo hecho con trozos de cubo de Rubik y, como habrás notado, un balón de fútbol por cabeza. Teniendo en cuenta que todas las demás mascotas desde entonces han sido claramente diseñadas por un comité de marca, Ciao! es una pieza única y brillante.

1. Naranjito (1982)

Como ocurre con todos los genios, en realidad es difícil decir con precisión qué es lo que hace que Naranjito sea la mejor mascota. Quizá su cocreador, José María Martín Pacheco, lo expresó mejor cuando dijo «Vi a Naranjito y me pregunté por qué no».

Pacheco añadió que «quería evitar el toro y la pandereta» como mascota de España. Por supuesto que sí. Déjate de tonterías, Sr. Pandereta. ¿Cómo puedes competir con una naranja grande y radiante? Es un aspecto tan genial que Alan Brazil se ha pasado la vida intentando convertirse físicamente en Naranjito, con un éxito espantoso.

El Naranjito original del 82 era tan genial que incluso tuvo su propia serie de dibujos animados, en la que aparecían su novia Clementina, su mejor amigo Citronio (un limón torpe) y un robot llamado Imarchi. Al parecer, la serie se creó con la aportación del gran Alfredo Di Stefano, que o bien estaba haciendo de las suyas en ese momento («sí, robots, limones, lo que sea») o bien el equipo del Real Madrid de los años 50 era aún más increíble de lo que sabíamos.

Sea cual sea la verdad, es poco probable que se repita la alquimia que creó el gran Naranjito.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!