pre-workout

El famoso codazo a Quini NO fue propinado por George Best

El famoso codazo a Quini NO fue propinado por George Best
Aguilar, Benito, Pirri y Zoco, futbolistas del Real Madrid, visitan a Quini en el hospital (Cihefe)
camisetas de futbol

Durante muchos años y en distintos medios de comunicación se ha repetido hasta la saciedad que el codazo a Quini en un partido en 1972 contra Irlanda del Norte había sido obra del polémico y genial George Best, alimentando la leyenda negra del jugador británico. No fue así y tal error partió de un afamado locutor radiofónico, haciéndose eco, después, otros muchos periodistas.

La realidad es que Best ni siquiera estaba cerca de la jugada, sino en la otra punta del campo. Ocurrió en el partido contra Irlanda del Norte disputado en la localidad inglesa de Hull, en el estadio Boothferry Park (no era London Down Road, como también erróneamente se repite una y otra vez), antigua casa del Hull City A.F.C. hasta el año 2002, un 16 de febrero del referido 1972.

El encuentro tenía previsto disputarse en la ciudad de Belfast, pero la situación de violencia que se vivía en Irlanda de Norte (el tristemente famoso «Bloody Sunday» había sido apenas dos semanas antes), hizo que la federación norirlandesa optara por trasladar el mismo a la vecina Inglaterra. Las amenazas del I.R.A., particularmente hacia el jugador George Best, marcado simpatizante de la causa unionista, hicieron que en la concentración se mantuviese en un clima de alta seguridad, cuatro policías escoltaban de forma permanente a Best y la selección estaba recluida en un auténtico bunker.

Esa tensión se trasladó también al estadio. Hubo mayor control que nunca a la hora de acceder al campo y la policía inglesa multiplicó su sistema de seguridad por temor a un posible atentado. Y por supuesto, afectó a los jugadores. Entradas a destiempo y la “desaparición” de un Best desconcentrado y ausente durante la mayor parte del partido. España formó con: Iríbar, Sol, Gallego, Costas, Tonono, Benito, Aguilar, Lora, Quino, Quini y Chechu Rojo. Posteriormente Migueli entraría en lugar de Lora y Manolete haría lo propio por el lesionado Quini.

ALLAN HUNTER EL VERDADERO AUTOR DEL CODAZO A QUINI

El resultado final fue de empate a un gol, con tantos de Morgan y Rojo. Pero la noticia más importante del encuentro fue el codazo a Quini que le produjo una gravísima lesión. El delantero sportinguista, al saltar para cabecear un centro de Chechu Rojo, recibió el golpetazo del defensa central “Big” Allan Hunter. El rudo defensa disputaba entonces su última temporada en el Blackburn Rovers, y después de ese curso sería traspasado al Ipswich Town, club en el que se convertiría en una de sus leyendas, de sus figuras más destacadas.

El tremendo impacto del norirlandés derribó al brujo asturiano, dejándolo en el suelo en un estado semi-incosciente. Un golpe que el propio Quini calificó como intencionado: “sí, fue intencionado, claro que sí, quizás no tenía la idea de hacerme tanto daño, pero sí de golpearme en la cara y derribarme”. Hunter, ante las cámaras de la BBC, dijo justamente lo contrario, que había saltado con los brazos abiertos y que había sido el delantero, al intentar rematar, quien “se había golpeado con su codo”. Las imágenes grabadas no dejan lugar a dudas: codazo intencionado dentro del área; por lo tanto, penalti y expulsión.

Pero el árbitro, el inglés Taylor, no vio ni una cosa ni otra y el codazo a Quini quedó sin sanción. ‘El Brujo’ padeció la lesión más grave de su carrera deportiva, rotura del pómulo y del arco del ojo. Le querían ingresar en una clínica inglesa para ser intervenido, pero el propio jugador solicitó a la Federación Española de Fútbol que deseaba volver a España para estar cerca de los suyos. Así se hizo, fue intervenido, en una complicada operación de pómulo realizada a través de la boca, y se perdió casi tres meses de la temporada. Una baja importantísima para un Sporting que, pese a la prolongada ausencia de su figura, logró salvar la categoría, descendiendo a Segunda el Sevilla, el Córdoba y el Sabadell.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!