La perilla de los jugadores de España en el Mundial de Estados Unidos

La perilla de los jugadores de España en el Mundial de Estados Unidos
La moda de las perillas causó furor en los aficionados de la selección española en aquel verano de 1994.
camisetas de futbol

El Mundial de Estados Unidos celebrado en 1994 fue, para muchos, el más espectacular de la historia. Los que éramos unos niños en aquella época aún recordamos aquellos estadios llenos, unas selecciones llenas de estrellas y… la perilla de los futbolistas españoles.

El conjunto dirigido por Javier Clemente afrontó la cita con mucha ilusión. Lo cierto es que había un gran equipo y, aunque se empezó con empate contra Corea del Sur, los partidos posteriores contra Alemania, Bolivia y Suiza fueron muy buenos.

Conforme pasaban los días, fuimos viendo que cada vez eran más los futbolistas españoles que lucían una curiosa perilla. Lo que en un principio parecía dejadez o simple casualidad, pronto se convirtió en un hábito para el grueso de la expedición española. No sólo los jugadores la llevaban sino que varios miembros del cuerpo técnico también dejaros de afeitarse.

GUARDIOLA Y LA PERILLA DE BARCELONA 92

La prensa se hizo eco de ello y consultó a los implicados. Efectivamente, el mundo del deporte en general y del fútbol en particular, está lleno de manías y supersticiones. Después de indagar un poco, varios medios publicaron que se trataba de una iniciativa liderada por los jugadores que lograron la Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992.

Pep Guardiola fue el principal instigador de la moda de las perillas. Le siguieron otros como Abelardo, Bakero, Goikoetxea, Zubizarreta, Julio Salinas, Nadal, Jorge Otero, Camarasa o Caminero. Este último, por cierto, fue el único que, después de que el equipo cayera eliminado contra Italia en los Cuartos de Final, regresó a España con la perilla intacta. El resto de la expedición decidió afeitarse.

Caminero España
José Luis Pérez Caminero mantuvo su ‘look’ incluso después de que España fuera eliminada (Nius)

Lo curioso del asunto es que esta moda comenzó, incluso, antes del éxito cosechado en los Juegos Olímpicos de Barcelona. En el Mundial de Italia 90 ya pudimos ver a Manolo, delantero del Atlético de Madrid, con la perilla. Al delantero español no le fue demasiado bien pues fue suplente en casi todos los partidos y, una vez más, la selección hizo las maletas antes de tiempo merced a la derrota contra Yugoslavia en Octavos de Final.

Unos años antes, en concreto en el Mundial de España ’82, algunos jugadores de la selección de Italia también decidieron no afeitarse para tener suerte en el terreno de juego. Curiosamente, los italianos sí consiguieron su objetivo y se alzaron con el título de campeones del mundo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!