El año de la consagración de Di Stéfano

El año de la consagración de Di Stéfano
Di Stéfano el día de su fichaje por el Real Madrid. FOTO: As.com
camisetas de futbol

Considerado como uno de los cinco mejores futbolistas de todos los tiempos, Alfredo Di Stéfano nació en 1926 en Buenos Aires en el seno de una familia de origen italiano. En 1944 comenzó su carrera en las categorías inferiores de River Plate donde permaneció hasta disputar su primer partido con el primer equipo en 1945 frente a Huracán, en aquel torneo solo intervino en ese partido pero River acabó proclamándose campeón.

La siguiente temporada fue cedido precisamente a Huracán, club que ya había visto su enorme potencial y en la jornada 4 anotó su primer gol como profesional. En total disputó 25 partidos anotando 10 goles. Al finalizar el año, Huracán no pudo hacer frente a las altas pretensiones que se pedían por hacerse con su pase definitivo así que volvió a River para sustituir nada más y nada menos que a Adolfo Pedernera, uno de los máximos goleadores de la historia del equipo argentino.

Fue esa temporada de 1947 el año de su consagración como futbolista que lo convirtió en todo un ídolo local. Esa temporada consiguió hacerse con el título de liga sacando seis puntos a su inmediato perseguidor que era Boca Juniors y alzándose con el trofeo al máximo goleador con 27 goles en 30 partidos, casi una tercera parte de los goles de su equipo que concluyó el curso con noventa goles a favor.

Ese año además debuta con la selección argentina y nuevamente ganando, en este caso el Campeonato Sudamericano, actual Copa América, y convirtiendo a la albiceleste en el primer y único tricampeón hasta la fecha, ya la Conmebol considera los resultados válidos a pesar de la desorganización que reinaba en la época. Di Stéfano concluyó el campeonato con seis goles en seis partidos, fue su mayor logro a nivel de selecciones.

Visita esta página para coger bonos y así multiplicar tus posibilidades de acertar en tus pronósticos de la Copa América y otras competiciones continentales.

También ese año volvió a ser decisivo en la final de la desaparecida Copa Aldao marcando un gol en la final frente a Nacional de Montevideo para coronar a River por quinta y última ocasión de este trofeo. También cabe destacar que anotó su primer hat-trick en una victoria por 5 a 1 frente a Tigre.

La huelga de futbolistas marcó el final de su carrera en River y así en 1949 dejó su país natal, también en parte atraído por los buenos sueldos que se pagaban, para fichar por el Millonarios colombiano, en una liga que contaba en la época con los mejores futbolistas del continente. En cuatro temporadas en el fútbol colombiano anotó más de 90 goles en total, y fue curiosamente en un torneo de invitación por parte del Real Madrid dónde se dio a conocer en Europa.

Precisamente su equipo derrotó al club blanco por 4 goles a 2 y nuevamente Di Stéfano fue de los más destacados del partido, Santiago Bernabéu comenzó así a gestar su fichaje.

Su llegada al club blanco no hizo nada más que confirmar su excelencia como futbolista y darle un lugar en lo más alto del mundo del deporte. Su historia en Madrid ya es de sobra conocida. Ganador de 5 Copas de Europa consecutivas, ocho ligas y una Copa del Generalísimo. A lo que hay que añadir dos Balones de Oro y 308 goles que lo convierten en el tercer máximo goleador de la historia del Real Madrid tan solo por detrás de Raúl y Cristiano Ronaldo. Además es el único jugador de la historia que cuenta en sus vitrinas con un Super Balón de Oro.

 

 

camisetas retro de futbol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!