pre-workout

La anécdota de Emery y Craioveanu en día de la mayor goleada de la Real Sociedad en Anoeta

La anécdota de Emery y Craioveanu en día de la mayor goleada de la Real Sociedad en Anoeta
Luis Pérez celebra uno de los goles anotados por la Real Sociedad contra el Albacete (Gipuzcoa Sport)
camisetas de futbol

La Real Sociedad recibía un 12 de mayo de 1996 al Albacete Balompié en el Estadio de Anoeta en un partido correspondiente a la jornada 40 de Primera División que pasó al a historia con varios nombres propios, entre ellos el de Unai Emery.

Aquel día los donostiarras apuraban sus opciones de clasificarse para disputar competición europea y los manchegos las suyas por evitar el descenso. Ninguno de los dos conjuntos logró su objetivo al finalizar la temporada.

LA MAYOR GOLEADA EN ANOETA

Sin embargo, ese día la Real Sociedad lograría hacer historia. El cuadro donostiarra desarboló a su rival desde el inicio y consiguió el resultado más abultado en toda su historia en Anoeta (8-1). Dos goles de Pürk, dos más de Luis Pérez y el hat trick de Craioveanu, que hubiera sido el gran protagonista del partido si no hubiera sido por el otro goleador de la tarde, Unai Emery.

El futbolista y actual entrenador natural de Hondarribia había perseguido el sueño de marcar un gol en Primera División con la Real Sociedad desde que ingresara en la cantera del conjunto txuri urdin siendo un niño hasta esa tarde en la que con 24 años consiguió anotar el que en ese momento era el quinto de la tarde.

EL ÚNICO GOL DE UNAI EMERY

La curiosa anécdota la protagonizó Emery ya que al finalizar el partido se acercó a Craioveanu y le pidió que le dejara llevarse el balón a su casa como recuerdo (al rumano le correspondía ya que había marcado tres goles, algo que por cierto no consiguió más que esa vez ya que ni en el Getafe ni en el Villarreal lo lograría).

De esa manera, Unai Emery, que había jugado 5 «ratitos» esa temporada con el equipo de toda su vida en la máxima categoría, tuvo su momento de gloria y pudo llevarse el recuerdo a casa. Poco después, el futbolista vasco abandonó la Real e inició una carrera por varios equipos de Segunda División donde sí tuvo mucho más protagonismo como el CD Toledo, CD Leganés y Racing de Ferrol. Colgó las botas después de dos temporadas en Segunda B en el Lorca donde empalmó con el inicio de su carrera (mucho más exitosa) como entrenador.

Esa tarde por tanto fue la de la mayor goleada de la historia de la Real Sociedad en Anoeta, la del primer (y único gol) en Primera División de Unai Emery y la del primer y único hat trick de Gica Craioveanu en la Liga española. Sin duda, un día para recordar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!