Sasa Curcic: “Gasté todo mi dinero en cocaína, prostitutas y alcohol”

Sasa Curcic: “Gasté todo mi dinero en cocaína, prostitutas y alcohol”
Sasa Curcic en su etapa en el Aston Villa (Birmingham Mail)
camisetas de futbol

El mundo del fútbol está lleno de historias de desfase y de jugadores que no saben controlar el éxito y administrar la fortuna que ganan. En esta ocasión analizaremos la historia de uno de los mayores “golfos” que llegó a retirarse con tal solo 29 años asqueado del mundo del balón y cuya vida ha estado llena de excesos. Su nombre: Sasa Curcic.

Nacido en la antigua Yugoslavia en 1972 llegó a debutar con la selección absoluta con tan solo 19 años y estaba llamado a ser uno de los referentes. Su gran calidad y su visión de juego le convirtieron en una de las más firmes promesas del fútbol balcánico pero acabó estrellándose.

Comenzó su carrera en el OFK de Belgrado y pronto fichó por el Partizán donde destacó y dio el salto a la Premier League para fichar por el Bolton. Ya en su país natal dio que hablar y protagonizó más de una juerga para el recuerdo gastándose verdaderas fortunas algo que fue en aumento a su llegada a las islas británicas.

En el Bolton se convirtió en el mejor jugador del equipo. Sin embargo, a pesar de sus buenas actuaciones, el club descendió a segunda división por lo que fue fichado por el Aston Villa donde jugaba su amigo y compatriota Milosevic (que posteriormente vestiría la camiseta de Real Zaragoza, Celta y Osasuna entre otros) con el que ya coincidió en el Partizán y que se convirtió en uno de sus protectores en el futuro como comentaremos después.

ALCOHOL, PROSTITUTAS Y DROGAS

Las 12.000 libras semanales que cobraba en el conjunto de Birmingham le venían justas para pagar todos sus vicios. En una ocasión llegó a contratar un autobús lleno de prostitutas para algunos futbolistas y amigos. Por supuesto, nunca faltaron las drogas y el alcohol, algo que siempre ha acompañado a Sasa Curcic a lo largo de su vida.

Sasa Curcic junto a Milosevic y Kovacevic
Curcic junto a dos viejos conocidos del fútbol español. Milosevic y Kovacevic. Ambos fueron importantes en su vida cuando perdió todo y tuvo que vivir en la calle (Marca)

Su experiencia en el Villa duró poco, sobre todo después de pelearse con su entrenador. El Crystal Palace fue su siguiente destino donde todo fue a peor. En Londres comenzó a alternar con Robbie Williams y la fiesta y el desfase fue en aumento. A pesar de todo sus actuaciones en el terreno de juego eran brillantes en ocasiones lo que le hicieron ganarse el cariño de los fans del club. En esta etapa se hizo famoso por manifestarse en contra de la intervención de la ONU en Serbia durante la guerra de Kosovo.

RETIRADA Y GRAN HERMANO

La aventura en Inglaterra terminó y fichó por el New York Red Bull. Una vez más, a su llegada a la Gran Manzana buscó un socio de juegas, Dennis Rodman. Míticas fueron sus fiestas y nuevamente el desfase y el descontrol que lo había acompañado toda su vida.

Poco después, con tan solo 29 años y después de jugar en el Motherwell escocés y en el Obilic de su país, colgó las botas y entró en barrena. Tal y como explica en un libro autobiográfico: “Gasté todo el dinero que gané en el fútbol en drogas, prostitutas y alcochol. Me vi en la calle, sí, fui vagabundo y llegué a estar un mes sin ducharme”.

Sin embargo, la suerte cambió para Sasa Curcic que recibió la ayuda de su amigo Milosevic para que saliera de la calle. Tuvo la oportunidad de participar en el “reality” Gran Hermano en su país y fue el ganador por lo que consiguió el dinero necesario para pagar sus deudas y rehacer su vida. Se operó la nariz y los dientes, que habían sufrido los excesos de su mala vida. Actualmente vive de sus participaciones en programas de televisión de su país.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!