Tsartas, el crack griego que llegó al Sevilla gracias a un camarero

Tsartas, el crack griego que llegó al Sevilla gracias a un camarero
Tsartas caló hondo entre la afición del Sevilla a base de goles y asistencias (el-sevillista.com)
camisetas de futbol

Vassilis Tsartas fue la gran estrella del Sevilla de finales de los 90. Llegó al conjunto hispalense en una temporada 1996-1997 para olvidar ya que el equipo descendió a Segunda División pero dentro de todo aquel desastre, el fichaje del griego fue de lo poco bueno que le pasó al club en aquella difícil época.

Esa temporada 1996-1997 la afición sevillista sufrió de lo lindo. Hasta tres entrenadores desfilaron por el banquillo sin conseguir evitar el descenso. Primero Camacho, después Bilardo y finalmente Julián Rubio se quedaron con las ganas de lograr la permanencia.

Dentro de aquella planificación deportiva desastrosa un jugador brilló como un oasis en el desierto. El griego Vassilis Tsartas logró 8 goles y a sus 24 años estaba llamado a liderar al Sevilla durante varias temporadas. Y así fue. A pesar del descenso y de tener ofertas para salir permaneció en la disciplina sevillista y logró el ascenso dos años después siendo la auténtica estrella del equipo y de la categoría.

Tsartas Sevilla
Tsartas se convirtió en la estrella y el hombre a seguir en Segunda División con la camiseta del Sevilla (Sport24)

EL FICHAJE DE TSARTAS

Pero el fichaje del jugador heleno no fue porque la dirección deportiva sevillista estuviera siguiendo al jugador desde hacía tiempo ni nada parecido. Según cuenta el propio futbolista en una entrevista concedida a El País: “Según me contaron los técnicos, vinieron a Grecia a por Karapialis, que jugaba en Olympiacos. Y en un restaurante les oyó un camarero, que les dijo que se fijaran en un chico del AEK. Fueron a verme y me ficharon. Lo único que conocía yo de Sevilla era dónde estaba en el mapa y que Maradona había jugado allí”.

Gracias a ese chivatazo de aquel camarero el Sevilla se hizo con un jugador que dejó huella en el club y en la afición. Cuatro temporadas, 140 partidos de Liga y 44 goles para un mediapunta con una calidad tremenda. Sin embargo, un nuevo descenso en la campaña 1999-2000 y la grave crisis que atravesaba el club forzaron su salida. Regresó a Grecia donde volvió a ser importante en el AEK y ganó la Eurocopa con su selección en su país en 2004.

Muchos compañeros del griego en su etapa en el Sevilla se quejaron de que Tsartas no corría como ellos y que no defendía. El tema lo zanjó de raíz el técnico Marcos Alonso: “¿Alguno de vosotros es capaz de hacer y de aportar lo que aporta Vassilis en ataque? Pues entonces no quiero volver a escuchar quejas de nadie porque no defiende”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!