Futre, el taconazo de Madjer y la primera Copa de Europa del Oporto

Futre, el taconazo de Madjer y la primera Copa de Europa del Oporto
El taconazo de Madjer, uno de los goles más recordados de la historia de la Copa de Europa (Portugoal)
camisetas de futbol

La temporada 1986-1987 será siempre recordada por los aficionados del Oporto. El conjunto luso logró, por primera vez en su historia, alzarse con el título de campeón de Europa. El título fue inesperado ya que los portugueses no eran, a priori, uno de los favoritos en aquella edición.

Como muchos recordarán, el formato de la máxima competición continental carecía de liguilla como ocurre en la actualidad. Los equipos se medían en eliminatorias a ida y vuelta, algo que igualaba mucho más las cosas y daba pie a algunas sorpresas.

El Real Madrid regresaba a la competición después de 5 años de ausencia (únicamente el campeón de Liga de cada país se clasificaba). Los merengue, eso sí, aprovecharon para ganar dos Copas de la UEFA de forma consecutiva. Con la Quinta del Buitre y un delantero como Hugo Sánchez, era uno de los favoritos a alzarse con el título de campeón.

Otro de los que tenía opciones era la Juventus. El campeón italiano, con futbolistas como Platini y un joven Michael Laudrup que comenzaba a destacar, se vio las caras con los madridistas en cuartos de final. El Real Madrid logró imponerse en la tanda de penaltis después de ganar 1-0 en el Bernabéu y caer por idéntico resultado en Turín.

Por su parte, el Bayern Munich, al que siempre hay que tener en cuenta, se plantaba en semifinales después de ir dejando en el camino a PSV Eindhoven, Austria de Viena y Anderlech. Su rival en ‘semis’ sería el propio Real Madrid al que dejaría en la cuneta gracias al 4-1 de Alemania. Los blancos buscaron la remontada en casa pero el 1-0 del Bernabéu fue insuficiente.

EL OPORTO, EL GRAN TAPADO

Por otro lado, de forma silenciosa, el Oporto iba avanzando rondas por la otra parte del cuadro. Rabat Ajax, Vitkovice, Brondy y Dinamo de Kiev (que por aquel entonces era un gran equipo) fueron sus víctimas para alcanzar la gran final.

Aquel Oporto contaba con grandes futbolistas tales como Paulo Futre (que sería el mejor futbolista del año 1987), Rabah Madjer, Joao Pinto, Fernando Gomes, Antonio André y un largo etcétera. Sin embargo, en la final celebrada en el Praterstadion de Viena, nadie daba un duro por los portugueses ante un Bayern que se las prometía muy felices.

Paulo Futre 1987
Paulo Futre, estrella del Oporto en aquella final contra el Bayern de 1987 (El País)

El conjunto alemán contaba con uno de los mejores equipos de Europa. En la portería el belga Jean-Marie Pfaff, uno de los mejores porteros de la historia, además de futbolistas como Lottar Matthaus, Andreas Brehme, Rummenigge o Hoeness. Todos ellos dirigidos por el mítico Udo Lattek.

Sin embargo, el equipo de Artur Jorge dio la gran sorpresa. Eso sí, las cosas comenzaron según lo previsto, con un gol de Ludwig Kogl para los germanos que hacía presagiar una plácida victoria alemana.

EL TACONAZO DE MADJER

Fue entonces cuando cambió la final. En dos minutos el Oporto le dio la vuelta al marcador y el Bayern no supo reaccionar. En el minuto 79 llegaría una genialidad por parte de Madjer. Su taconazo para anotar el gol del empate forma parte de la historia del fútbol.

taconazo de Madjer
El taconazo de Madjer visto desde otro ángulo (Sportschau)

Los alemanes acusaron el gol y dos minutos después era el brasileño Juary, que había entrado en el descanso, el que marcaba el tanto definitivo. El Oporto era campeón de Europa por primera vez en su historia para delirio de sus aficionados, tanto los desplazados a Viena como los que lo vivieron desde sus casas en Portugal.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!