El día que Zidane enmudeció el Villamarín… y el Betis intentó ficharlo

El día que Zidane enmudeció el Villamarín… y el Betis intentó ficharlo
Zinedine Zidane y Jarni disputan un balón en el Benito Villamarín (ABC Sevilla)

Zinedine Zidane es, sin lugar a dudas, uno de los mejores futbolistas de la historia. El francés, que triunfó en equipos del nivel de la Juventus de Turín o el Real Madrid, también hizo historia con la selección francesa con la que levantó el Mundial de 1998 y la Eurocopa de 2000.

Sin embargo, el centrocampista comenzó a hacerse un nombre en las filas del Girondins de Burdeos. Especialmente recordado fue un partido que enfrentó al conjunto francés contra el Real Betis en el Benito Villamarín, correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Copa de la UEFA. En la ida ya habían vencido los franceses por 2-0.

Ese 6 de diciembre de 1995, Sevilla amaneció con mucha lluvia. Aquel Betis, dirigido por Lorenzo Serra Ferrer, contaba con grandes futbolistas como Alfonso, Jarni, Vidakovic, Merino o Alexis. Por su parte, el Girondins, que llegó a la final del torneo, tenía en sus filas a Dugarry, Lizarazu y un joven de 23 años llamado Zinedine Zidane.

Betis Girondins
Vidakovic y Zidane frente a frente (Correo de Andalucía)

GOLAZO DE ZIDANE AL REAL BETIS

El enganche del equipo francés acabó con las ilusiones de remontada bética bien pronto. A los cuatro minutos, un saque del meta Huard fue prolongado por un compañero y cayó a los pies de Zidane que con un zapatazo tremendo sorprendió a Pedro Jaro que estaba algo adelantado. Una genialidad al alcance de muy pocos que ya dejaba entrever el gran futbolista que era aquel número ‘7’ del Burdeos.

Aunque el Real Betis logró darle la vuelta al marcador con dos goles de Alexis y Stosic, el 2-1 fue insuficiente para los verdiblancos. Fue entonces cuando Serra Ferrer, que ya manejaba muy buenos informes del centrocampista, aconsejó a Lopera el fichaje de ese joven virtuoso del Girondins al que ya empezaba al que ya empezaba a clarear la coronilla. Sin embargo, la Juventus fue la que apostó fuerte por el fichaje del francés y pagó 600 millones de las antiguas pesetas para que Zidane se convirtiera en la nueva estrella de la Vecchia Signora.

El resto es historia. Colección de títulos a nivel colectivo tanto con el club italiano como con el Real Madrid de ‘Los Galácticos’. Balón de Oro a nivel individual y un aura de crack y elegancia que le acompañó a lo largo de su carrera. Curiosamente, todo empezó una lluviosa noche en el Benito Villamarín donde Zinedine Zidane firmó una de sus primeras obras de arte como futbolista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!