Eurocopa ’88: Van Basten marca uno de los mejores goles de la historia

Eurocopa ’88: Van Basten marca uno de los mejores goles de la historia
Marco Van Basten logró uno de los mejores goles de la historia en la final de la Euro 88 (Foto: uefa.com)
camisetas de futbol

Vaya por delante que no soy objetivo a la hora de elegir el que, para mí, es uno de los mejores goles de la historia de las Eurocopas. Cierto es que siento especial devoción por el que, en mi opinión, es el mejor delantero centro que he visto jugar jamás. Sin embargo, creo que la mayoría de aficionados al fútbol estarán de acuerdo en que el gol marcado por Marco Van Basten en 1988 merece este galardón.

Además, el gol en cuestión no se marcó en un partido cualquiera. Fue el 25 de junio de 1988 en el Olymipastadion de Múnich y se marcó en la final que enfrentaba a Holanda contra la Unión Soviética.

VAN BASTEN, RIJKAARD, GULLIT…

El conjunto holandés formaba con jugadores que marcaron una época en su selección como Van Basten, Gullit, Rijkaard o Ronald Koeman. Los tres primeros coincidirían en el Milan poco después y formarían uno de los mejores equipos de la historia dirigidos por Arrigo Sacchi.

Pero volviendo al gol en cuestión. Holanda ya ganaba 1-0 esa final con un tanto anotado por Gullit de cabeza en el minuto 32 de partido. Pero faltaba por llegar la obra de arte de Marco. En el minuto 54, un centro llovido desde la banda izquierda llegaba bastante pasado a Van Basten que sin ángulo, cogía una volea impresionante que trazaba una parábola imposible y se colaba en la portería soviética.

Todo el mundo se echaba las manos a la cabeza. Estábamos ante un gol histórico que, todavía hoy, sigue siendo uno de los mejores de todos los tiempos. El 2-0 fue el resultado definitivo aunque los soviéticos fallaron un penalti que le habría dado algo de emoción al final del partido.

SUCESORES DE ‘LA NARANJA MECÁNICA’

Aquel equipo marcó una época y fue un digno sucesor de ‘La naranja mecánica’ liderada por Johan Cruyff años antes. Los tulipanes tan sólo perdieron un partido en la fase de grupos, precisamente contra la Unión Soviética.

Van Basten se proclamó máximo goleador del torneo con 5 tantos muy por delante del resto de rivales ya que el alemán Voller y el soviético Protasov únicamente anotaron 2 cada uno. Algunos jamás olvidaremos aquella final y, por supuesto, aquel gol para la historia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!