Kily González, el Real Madrid y el BMW de Maradona

Kily González, el Real Madrid y el BMW de Maradona
Kily González y Maradona siempre tuvieron una muy buena relación (ESPN)
camisetas de futbol

El Kily González fue uno de los mejores futbolistas argentinos de la década de 1990 y 2000. El argentino comenzó a despuntar en las filas de Rosario Central hasta que surgió la oportunidad de dar el salto a Europa.

Fue en la temporada 1994-1995. Jorge Valdano entrenaba al Real Madrid y quiso fichar al Kily González. El joven extremo contaba con tan sólo 20 años y llegó a recibir un precontrato con el conjunto merengue para incorporarse a la pretemporada en Ginebra. Sin embargo, el pase no se llegó a concretar: “Yo no sabía lo que era el Real Madrid. En mi casa, en Rosario, sólo se veía el noticiero y la tele no andaba bien. Se puede decir que fui jugador blanco por minutos, hasta que me llamó Maradona”.

Kily González: “Fui jugador del Real Madrid hasta que me llamó Maradona”

En efecto, ‘El Pelusa’, que por aquel entonces estaba a punto de completar su sanción y de regresar a Boca, quería armar un equipo competitivo: “Me llamó Maradona a casa, imagínate, de locos. Me preguntó si no quería ir a jugar a Boca con él. Yo tenía 20 años, me fui para allá corriendo”. De este modo, su fichaje por el Real Madrid se frustró.

En sus primeros días como jugador de Boca tuvo la oportunidad de conocer al Diego. El Gráfico citó a ambos futbolistas para hacer una portada juntos. Kily estaba entusiasmado y quiso regresar a Rosario para contarle todo a su madre, pero no disponía de vehículo. Maradona le preguntó: “¿Cómo vas a irte a casa en colectivo (autobús), yo te regalo un auto”.

En efecto, Maradona le regaló un BMW 325 descapotable. Kily llegó a casa de sus padres con él y acaparó la atención de amigos y vecinos. Nadie lo podía creer. Lo gracioso del asunto es que tiempo más tarde, un policía dio el alto al futbolista por andar demasiado rápido. Aunque lo reconoció, estaba dispuesto a multarlo por lo que le pidió la documentación del vehículo. Tal y como explicó el Kily González, cuando vio que la documentación iba a nombre de Diego Armando Maradona su semblante cambió: “¿Este auto es de Diego?”. “Sí, él me lo regaló”. “Entonces besó los papeles, me los devolvió y me dejó marchar sin multarme”.

Apenas dos años después, en 1996, Kily González firmó por el Real Zaragoza donde se convirtió en un jugador destacado. De ahí al Valencia, donde se adueñó de la banda izquierda y conquistó importantes títulos como la Liga 2001-2002. Por último, en lo que se refiere a Europa, el Inter de Milan donde también consiguió dos Copas y una Liga italiana.

Por supuesto, también fue internacional con Argentina. Con la albiceleste 56 partidos anotando 9 goles. Estuvo presente en un Mundial (2002) y dos Copas América (1999 y 2004). Además, formó parte del plantel que conquistó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas en el año 2004.

Aunque Maradona impidió el fichaje del Kily por el Real Madrid, lo cierto es que fue un padre deportivo para el jugador que completó una carrera de lo más exitosa. Finalmente, en el año 2011, colgó las botas en su equipo del alma: Rosario Central.

 

 

camisetas retro de futbol
Javier Argudo

Javier Argudo

Director de Futbolretro.es. El PC Fútbol cambió mi vida. Puedes seguirme en @futbolretroes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!