Carlos Aimar, las palmadas en el pecho y la bufanda de color rojo

Carlos Aimar, las palmadas en el pecho y la bufanda de color rojo
Carlos Aimar, Tato Abadía y Julen Lopetegui, mitos del CD Logroñés (El Radionauta)
camisetas de futbol

Los que comenzábamos a conocer el fútbol en los años 90 descubrimos a un personaje que era una mezcla entre raro y entrañable a la vez. Alucinábamos con los vídeos que El Día Después, programa de Canal+, que nos mostraba sus técnicas a la hora de entrenar y sobre todo en la peculiar forma de motivar a sus jugadores. Hablamos de Carlos Aimar, entrenador argentino que se convirtió en genio y figura de nuestro fútbol y que dirigió a varios equipos de la Liga.

Carlos Aimar destacó como futbolista en Rosario Central en el que desarrolló la mayor parte de su carrera profesional. Después de 8 temporadas en el club fichó por San Lorenzo de Almagro sin embargo, una lesión de cadera le hizo abandonar de forma algo prematura el fútbol como futbolista y dedicarse a entrenar.

CARLOS AIMAR (CD LOGROÑÉS)

Su primer equipo profesional fue el Deportivo Español argentino al que dirigió una temporada y de ahí dio el salto al CD Logroñés de España al que entrenó únicamente 5 partidos en la campaña 1988-1989. Le sirvió de ensayo para regresar años después a Las Gaunas no sin antes dirigir a dos gigantes de Argentina como Boca Juniors y su club de toda la vida, Rosario Central.

Por fin, con más experiencia, regresó a Logroño para hacerse cargo del club rojiblanco en sustitución de David Vidal (Miguel Ángel Lotina hizo de puente entre uno y otro). Al frente del conjunto riojano logró la permanencia dos temporadas consecutivas (con una plantilla que contaba con jugadores como Lopetegui, Abadía o el propio Oleg Salenko en sus filas) y se dio a conocer especialmente por las palmadas que daba en el pecho a sus jugadores cuando estos salían del vestuario y se dirigían al terreno de juego antes de comenzar un partido.

CELTA, TENERIFE Y LEGANÉS

Después de cumplir con los objetivos en Las Gaunas le llegó la oportunidad de entrenar al Celta de Vigo en el que también estuvo dos temporadas aunque la segunda de ellas fue destituido en la octava jornada. Y como dicen que no hay dos sin tres, después de su experiencia en Vigo tuvo una tercera oportunidad en el Logroñés al que esta vez no pudo salvar del descenso en la temporada 1996-1997.

CD Tenerife y Leganés fueron sus otros equipos en España aunque la experiencia en el conjunto pepinero, que había sido comprado por el argentino Daniel Grinbank con un proyecto muy ambicioso, no fue positiva después de que éste abandonara el club. Aimar dimitió de su cargo de entrenador del equipo madrileño y regresó a Argentina donde todavía entrenó a varios equipos como Lanús y Quilmes su último club ya que en 2005 se pasó a la política y llegó a ser Subsecretario de Deportes en Santa Fé.

En 2008 inició su carrera como comentarista deportivo para distintos programas y cadenas pero principalmente colaboró en el programa 90 minutos de Fox Sports. A nosotros siempre nos quedará en la cabeza sus arengas, sus charlas y sobre todo sus palmadas en el pecho para motivar a sus pupilos que tanto nos llamaban la atención, sin olvidar su bufanda roja que le solía acompañar a modo de amuleto.

One thought on “Carlos Aimar, las palmadas en el pecho y la bufanda de color rojo

  1. Lo de las palmadas en el pecho se lo copió a Carlos Griguol, historico entrenador en Argentina y que después pasó de las palmadas a las cachetadas. Hay videos en YouTube.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!