La increíble historia de Winston Coe, el portero manco

La increíble historia de Winston Coe, el portero manco
Histórica foto de Winston Coe, el portero al que le faltaba un brazo (Tribuna Prensa)
camisetas de futbol

En FUTBOLRETRO.ES tratamos de contar historias bonitas y sorprendentes relacionadas con el mundo del balón. La de Winston Coe, que pasó a la posteridad como ‘el portero manco’, sin duda, merece ser contada.

Corría el año 1906. En Argentina, el fútbol todavía vivía una época amateur y era casi exclusivo de los británicos que habían llegado al país sudamericano e integraban la práctica totalidad de las plantillas de los equipos. El Barracas Athletic tenía un buen portero titular, de nombre José Laforia. Sin embargo, el arquero fue traspasado al Alumni, uno de los mejores clubes argentinos de aquella época.

“Si quieren yo puedo echar una mano ya que, en mi caso, dos es imposible”

Casualmente, Laforia no sólo era el portero titular del equipo, era el único. Surgió entonces el problema de buscar un sustituto sin apenas tiempo ya que el Barracas Athletic tenía un nuevo partido pocos días después del traspaso. Fue entonces cuando Winston Coe, lateral derecho del equipo, se ofreció voluntario. Sin embargo, el irlandés tenía una peculiaridad que, a priori, dificultaba mucho su labor de atajar los tiros de los rivales. Le faltaba un brazo. “Si quieren yo puedo echar una mano ya que, en mi caso, dos es imposible”. Dijo a sus compañeros.

Para sorpresa de todos, el Barracas Athletic saltó al terreno de juego en su siguiente partido con un portero manco. El equipo de Coe cayó derrotado por un ajustado marcador de 2-1 contra el Estudiantes de Buenos Aires pero las crónicas de algunos diarios que se hicieron eco de la noticia destacaron la gran actuación del guardameta. El público que presenció el choque aplaudió aquellas paradas y poco a poco la historia fue pasando de boca en boca.

Winston Coe continuó en la portería de su equipo como titular dos partidos más. De nuevo, dos derrotas, en esta ocasión mucho más abultadas (11-0 y 5-0 respectivamente). Lejos de culpar al golero, la prensa afirmó que si no hubiera sido por él, los marcadores (página que por cierto aprovechamos para recomendar si quieres estar a la última en lo que a resultados en directo y pronósticos se refiere) aún hubieran sido mucho más humillantes.

De esta forma, la aventura de Coe, el portero manco, finalizó. Su historia de superación y determinación ha ido viajando a través del tiempo y es justo que todavía hoy la recordemos. El irlandés regresó a su posición natural de lateral derecho pero, como es lógico, siempre será recordado por su papel en la portería a pesar de sus limitaciones físicas. Como suele decirse, querer es poder.

ALUMNI ATHLETIC CLUB

No quisiéramos finalizar este artículo sin hacer una referencia al Alumni Athletic Club, equipos que citamos al inicio del mismo.

El equipo de Buenos Aires fue, sin lugar a dudas, el mejor de Argentina en la época amateur. No en vano, fue capaz de ganar 10 campeonatos desde su inicio hasta la disolución en 1911 Aunque fue fundado oficialmente en 1898 comenzó su actividad deportiva en 1893. El club fue creado por los alumnos del Buenos Aires English High School (de ahí su nombre).

El caso del Alumni no es único, ni mucho menos. Otro gran club amateur que pasó a la historia fue el Corinthian FC inglés que, según dicen, inspiró al Real Madrid en la elección del color blanco ya que el uniforme de los británicos era de este color.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!