pre-workout

Dinamarca, de invitado a campeón de Europa

Dinamarca, de invitado a campeón de Europa
Dinamarca celebra con júbilo la Eurocopa ganada en 1992 (Foto: Goal.com)
camisetas de futbol

En el argot tenístico se conoce como ‘lucky looser’ a ese jugador que ha caído eliminado en la fase previa de un torneo y acaba accediendo al cuadro final debido a la renuncia o lesión de algún otro participante que ha logrado clasificarse. Algo parecido ocurrió con la selección de Dinamarca en el verano de 1992 cuando Yugoslavia, que había logrado clasificarse, no acudió a la Eurocopa que aquel año se disputaba en Suecia, debido al conflicto bélico que se vivía en los Balcanes.

De esta forma, los jugadores daneses fueron llamados a filas por el seleccionador Richard Moller Nielsen. Algunos de ellos pensaron que se trataba de una broma como el portero Peter Schmeichel. Otros, como Brian Laudrup, se encontraban ya de vacaciones en la playa tomando unas cervecitas. En cualquier caso, todos acudieron a la llamada y se presentaron en Suecia con el único objetivo de no hacer el ridículo por la poca o mejor dicho nula preparación con la que acudían al país vecino.

Dinamarca 1992
Schemeichel, Brian Laudrup, Larsen, Jensen, Vilfort… integrantes de la selección danesa que hizo historia (Getty Images)

DINAMARCA EN EL GRUPO DE LA MUERTE

Por si fuera poco, Suecia y Dinamarca fueron encuadrados en el Grupo A junto a Inglaterra y Francia. Las dos últimas eran las favoritas a hacerse con el primer y segundo puesto y clasificarse para las semifinales. En el Grupo B, Holanda y Alemania, aplicando la lógico, debían quedar por delante de Escocia y la CEI. No en vano, los holandeses eran los actuales campeones de Europa y los alemanes los campeones del mundo. Casi nada.

Los pronósticos se cumplieron en el Grupo B y la Holanda de Gullit, Van Basten, Rijkaard y compañía se hizo con el primer puesto. Por su parte, Alemania, con bastante sufrimiento, consiguió la segunda plaza y ambos esperaban rivales en semifinales.

Pero las grandes sorpresas aguardaban en el Grupo A. La última jornada deparó un Francia-Dinamarca y un Inglaterra-Suecia. Los ganadores de ambos partidos se clasificarían y los perdedores harían las maletas. En el caso de los daneses podrían volver a la playa donde estaban hacía unos días. Los suecos, que contaban con un gran equipo como volvieron a demostrar en el Mundial de USA’94 dos años después, fueron capaces de vencer a Inglaterra con el apoyo de su afición, pero la gran sorpresa estaba por llegar.

SCHMEICHEL Y BRIAN LAUDRUP LAS ESTRELLAS

Dinamarca no tenía muchas esperanzas de derrotar a Francia, que contaba con un equipo temible y que había preparado a conciencia el torneo. Larsen y Elstrup fueron los autores de los goles daneses mientras que Papin anotó para los franceses. Las paradas de Schmeichel y la calidad de Brian Laudrup (hermano del ausente por desavenencias con el seleccionador Michael) llevaban en volandas a los daneses.

El equipo había cumplido con creces y siguió planteando los partidos de la misma forma. Las mujeres de los jugadores daneses acudían al hotel de ‘concentración’ y se tomaban un aperitivo y un refrigerio con sus esposos sin ningún problema. Como afirman varios jugadores, la mejor forma de afrontar los partidos era sin presión y disfrutando en el terreno de juego.

De esta forma los daneses volvieron a obrar otro milagro. En semifinales lograron empatar a dos contra una de las grandes favoritas como era Holanda. En la prórroga de nuevo Schmeichel logró frenar a su rival y en los penalties la suerte sonrió a la cenicienta al ser Van Basten el único jugador en errar su lanzamiento. Dinamarca estaba en la final. De locos.

Dinamarca campeón
Los daneses celebraron por todo lo alto un hito histórico (Foto: Dream Team)

Pero para que le cuento de hadas fuera completo ahora tocaba el más difícil todavía. Alemania había sufrido lo que no está escrito para eliminar a una gran Suecia y buscaba completar su hegemonía en el fútbol mundial logrando el campeonato de Europa después de haber logrado el Mundial dos años antes. Contra todo pronóstico, Dinamarca se impuso de principio a fin a la selección germana con goles de Jensen y Vilfort y se proclamaba campeona de Europa por primera vez en su historia, posiblemente la vez que menos lo esperaba.

https://www.youtube.com/watch?v=p307EMptxhE

Esta hazaña del conjunto danés es una de las más sonadas de la historia del fútbol. De hecho, existe varios documentales y películas sobre ella. Queda demostrado que, en el fútbol, no hay nada imposible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!