El mexicano que triunfó en España antes que “Hugol”

El mexicano que triunfó en España antes que “Hugol”
José Ramón Sauto fue un pionero. FOTO: Google
camisetas de futbol

Hugo Sánchez, uno de los mejores futbolistas de México de toda la historia. Un tipo peculiar que se destapó como un goleador insaciable y que fue el verdadero artífice de abrir la liga española como un lugar ideal para el desarrollo de futbolistas llegados desde el país azteca. Sin embargo, hubo algunos jugadores que llegaron antes que él al balompié hispano, solo que no tuvieron la posibilidad de tener tanto éxito. En total fueron seis los que abrieron el camino antes que Hugol y es el primero de ellos el más destacado y del que queremos destacar su historia. José Ramón Sauto.

Sauto llegó al Real Madrid en 1933 y fue el primero de los 41 mexicanos en total que han jugado en LaLiga. El último en llegar ha sido José Juan Macías, tras confirmar su fichaje por el Getafe, y que se une a los otros cuatro futbolistas que ya formaban parte del torneo en la temporada 2020/2021. Los cinco tendrán este año buenos retos por delante. El más grande es para Héctor Herrera, el cual debe defender el título de campeón del Atlético, “que no solo es el favorito en las apuestas, sino que también para la gran mayoría de aficiones españolas. Hasta las de los dos grandes parecen haberlo aceptado”, comenta Antonio Caro, redactor del medio especializado casasdeapuestas.bet. Pero los demás también tendrán sus batallas particulares.

A Andrés Guardado y Diego Lainez en el Betis se les unirá Néstor Araújo con el Celta de Vigo en busca de las competiciones europeas. Título europeos que jamás pudieron conseguir ni Hugo Sánchez ni tampoco José Manuel Sauto. Aunque sí que tuvieron mucho éxito en España. Tras Sauto llegarían otros cinco genios como Manuel Alonso Pria y Luis de la Fuente al Racing de Santander, Carlos Laviaga al Oviedo, Daniel Díaz al Celta y Jose Luis Borbolla al Deportivo, y todo eso en poco más de 12 años. Tras un trasiego por un desierto de más de 36 años sin ni un solo mexicano en España, le llegó el turno a Hugo en 1981. Y a partir de ahí, el goteo de jugadores ha sido constante.

Un azteca muy español

Sauto apenas era un niño cuando su familia decidió emigrar a España, pues las cosas en México estaban muy inestables y peligrosas debido a la revolución que se había iniciado en 1910, dos años antes del nacimiento de pequeño futbolista. Debido a la influencia de la celebración de los primeros Juegos Olímpicos y posteriormente el primer Mundial, José tenía muy claro que quería dedicarse al balompié, pues no se le daba nada mal para su edad. Tras realizar unas pruebas de captación entró a formar parte del Imperio FC de Madrid.

En aquel club se hizo con el Campeonato de España de Aficionados hasta en dos oportunidades, antes de que le llegara la posibilidad de completar su traspaso al Real Madrid, que por aquel entonces era denominado como Madrid FC. Hizo su debut en un choque ante el Betis en la campaña 1933/1934, llegando a ser subcampeón en ese primer curso. El volante convenció a la entidad de poder continuar jugando, con otro segundo puesto en su haber en 1935 y una Copa. Sin embargo, al año siguiente llegó la Guerra Civil y ahí tuvo que rendir cuentas.

José era ya todo un hombre y por desgracia iba a encontrarse con aquello de lo que su familia había decidido huir de México. Lo que ocurría es que en ese periplo hacia el fútbol de máximo nivel, el azteca había decidido alistarse en el ejército español y realizar el servicio militar. Su padre le había enseñado desde muy pequeño los artes de la caza y resultaba que el jugador se había convertido en un excelente tirador. Tanto así que fue requerido para formar parte del bando sublevado, aunque no estaría en primera línea como otros de sus compañeros.

En medio de la guerra su vida corrió un verdadero peligro, pues fue apresado por un grupo anarquista y encarcelado. Y fue precisamente el fútbol lo que le salvó de la ejecución, pues el guardia de su celda era madridista, le reconoció y le permitió escapar. Tras tener que marcharse exiliado al consulado para proteger la vida y regresar de nuevo a la batalla en 1938, finalmente terminó herido pero en condiciones de poder seguir jugando.

Jose Ramón Souto
José Ramón Sauto fue el primer mexicano que pasó por España. FOTO: Google

Ya en los años 40 retomó su carrera y siguió jugando hasta su retiro en 1944, teniendo la oportunidad de ser uno de los capitanes del club blanco en sus dos últimas campañas. En sus 11 años aportó mucho liderazgo en las 150 apariciones con el club merengue con el dos en su camiseta. Aunque su retiro no pudo ser mejor pues en su último partido el Madrid venció en Les Corts al Barcelona en un clásico por 1-2.

José marcó un antes y un después, pues posteriormente llegarían más mexicanos en aquella época a la liga española. Exactamente lo mismo que consiguió Hugo Sánchez, del que todavía se tiene un gran recuerdo y cuya influencia sigue notándose todavía en nuestros días. Veremos lo que sigue aportando el fútbol azteca al balompié español en los próximos años, porque lo que ya le ha aportado hasta la fecha no es poco. Grandes genios y figuras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!