Cuando las competiciones europeas molaban de verdad

Cuando las competiciones europeas molaban de verdad
El Chelsea de Zola y Vialli entre otros campeón de la Recopa de 1998 (Alineacionesinternacional)
camisetas de futbol

Dicen que cualquier tiempo pasado fue mejor y en lo que a fútbol y en concreto a competiciones europeas se refiere seguramente es cierto. El fútbol moderno sigue explotando al máximo a esa gallina de los huevos de oro y este tipo de torneos cada vez tiene menos emoción. Poco o nada tienen que ver con aquella Copa de Europa o Recopa que tanto nos gustaban y que queremos recordar en este artículo.

COPA DE EUROPA

Es la competición continental más importante a nivel de clubes. Fue creada en la temporada 1955-1956 y su primer nombre fue Copa de Clubes Campeones Europeos. En efecto, esa era su principal característica y lo que le daba prestigio: únicamente la jugaban los campeones de Liga de cada país europeo. En la actualidad, curiosamente, la disputan 3 o 4 clubes de un mismo país. Paradójicamente, su nombre actual es Champions League (Liga de Campeones) pero la juegan muy pocos campeones de Liga vigentes.

Además, el sistema de competición de aquella Copa de Europa era de lo más emocionante. Todos los equipos quedaban emparejados en eliminatorias de ida y vuelta por lo que grandes clubes podían caer a las primeras de cambio. Lógicamente, esto no interesa para el negocio en el que se ha convertido hoy en día el fútbol por lo que había que ‘solucionarlo’ con un sistema de ‘liguilla’ de grupos para minimizar al máximo las posibles sorpresas.

RECOPA

Creada en el año 1960, fue una de las competiciones europeas más bonitas. Nuevamente había que hacer méritos de verdad para poder jugarla ya que únicamente se clasificaban los campeones de Copa de cada uno de los países europeos. Como mucho, si el campeón de Liga y Copa era el mismo, acudía el subcampeón. La Recopa de Europa dejó partidos y finales para la historia y era la segunda competición europea en importancia.

Grandes clubes se quedaron sin poder añadirla a sus vitrinas (el Real Madrid sin ir más lejos) y ahora ya no podrán hacerlo ya que dejó de existir en la temporada 1998-1999 con una final que enfrentó a Lazio y Mallorca.

COPA DE LA UEFA

Sucesora de la Copa de Ferias, la Copa de la UEFA tuvo una gran importancia en su día. Aunque era la tercera en lo que a competiciones europeas se refiere, el hecho de que únicamente los campeones de Liga disputaran la Copa de Europa hacía que verdaderos equipazos fueran enviados a la UEFA.

El mítico Parma
El mítico Parma de los Buffon, Cannavaro, Thuram y un largo etcétera fue capaz de ganar una Recopa y una Copa de la UEFA en los años 90 (Marca)

De nuevo, al igual que las dos anteriores, el sistema de competición con eliminatorias a ida y vuelta desde el inicio le daba mucha emoción. Un enfrentamiento contra un equipo ruso en pleno invierno, por citar un ejemplo, complicaba mucho la clasificación al equipo favorito. Una competición muy bonita que dista mucho de la actual Europa League con un formato al estilo de la Champions League.

 

One thought on “Cuando las competiciones europeas molaban de verdad

  1. Para mi gusto, el formato de eliminación directa inicial era una mierda.
    Pero ahora no tiene sentido que la llamen Champions League. ¿Cuántos años hace que el Liverpool no sale campeón de la Premier? Y es campeón del Liga de Campeones… Después dicen que, en materia de organización, somos los Latinoamericanos los incoherentes…
    Antes la Copa de Campeones la ganaban con 7 partidos, solamente… Y claro, con ese formato no era difícil que un equipo ganador de ese trofeo, obtuviera, al mismo tiempo, la liga local y hasta la Copa del país que correspondiera e, incluso aunque mucha bola no le daban, tenían la posibilidad de ganar la “cuádruple” corona si ganaban el duele Europeo – Sudamericano.
    Un ejemplo de la diferencia entre la Copa de Campeones y la Libertadores de América.
    A la final de la, entonces llamada, Copa Inter continental el Celtic de Escocia, campeón de Europa, llegaba a su partido con Racing, con 9 partidos jugados para obtener el título de monarca continental. En un lapso que fue de entre 7 de septiembre de 1966 al 25 de mayo de 1967. Mientras que el Racing Club de Avellaneda, para obtener el título continental debió disputar, 10 partidos de primera fase, 6 partidos de segunda fase, más un despempate por igualdad de puntos con Universitario de Perú, suma ya 17 partidos. Y la final, disputada en tres partidos, totaliza 20 partidos, para obtener un título análogo al que poseía el Celtic… Jugando su primer partido el 8 de marzo de 1967 y el desempate final contra Nacional de Montevideo, en Santiago de Chile, el 29 de agosto. Jugando 20 partidos en un lapso de cinco meses y once días. Mientras que el Celtic tuvo ocho meses y diecinueve días para jugar 9 partidos… O sea, pàra mi gusto, si entre las dos competencia, y comparo cantidad de partidos y el tiempo tomado para disputarlas, me atrevo a decir que, comparado con el de Racing, el título del Celtic, parece chiste…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!