Equipos que marcaron una época: El Barça de Ronaldinho

Equipos que marcaron una época: El Barça de Ronaldinho
Ronaldinho, con su eterna sonrisa, celebra uno de sus muchos goles como culé (Foto: FC Barcelona)

Hace casi 20 años el FC. Barcelona volvió a nacer y lo haría de la mano de Ronaldinho. El brasileño sería el Ave Fénix de un cuadro azulgrana que no se había clasificado para Champions League y que no ganaba ningún título desde la Liga 1998-99. El ídolo indiscutible de toda una generación, tanto en Barcelona como en el resto del mundo, que cargó con el peso de resurgir entre las cenizas a los culés e iniciar una nueva etapa gloriosa del club.

La resurrección del FC. Barcelona

Con la llegada de Ronaldinho, el Barça cambiaría su rumbo. Gracias a él, el entusiasmo, el esfuerzo y la garra inundaron el Camp Nou. El joven de tan solo 23 años se convirtió, sin duda, en el soplo de aire fresco que los azulgranas necesitaban tras un periodo de sequía combinada con la inestabilidad tanto deportiva como institucional por la que atravesaban.

Ronaldinho pisaba España en el verano de 2003, procedente del PSG. Durante su estancia en Francia había cosechado 3 temporadas de éxitos, además de haberse proclamado campeón con Brasil en el Mundial de aquel año. 22 primaveras de triunfos y buen juego que lo convirtieron en la gallina de los huevos de oro, en uno de los jugadores con más proyección del momento.

Este talento llegó a oídos del Barcelona y Laporta, después de un interminable culebrón, comenzó las negociaciones por su fichaje. Una calurosa tarde de julio, ambos se reunieron en una cita que se extendería hasta las 4 horas y que llegaría a un acuerdo de 5 años (hasta junio de 2008) con una cláusula de 100 millones de euros y una ficha de 3 millones más incentivos.

A la mañana siguiente, 20 de julio de 2003, el Barcelona organizó una presentación acorde a la dimensión del que sería la nueva estrella del equipo. Unos galardones que él mismo desmentía humildemente en su debut al declarar que: “No vengo de estrella, vengo a ser un compañero más y a ayudar”.

Con Ronaldinho, el Barça se lo lleva todo

Pero lejos de ser un fiasco, como otros jugadores, las expectativas se superaron con creces. Aunque los frutos tardaron en llegar, y es que aquel Barça encabezado por Ronaldinho y bajo los mandos de Frank Rijkaard no empezó del todo bien ese primer curso, yéndose al parón vacacional sin títulos en el bolsillo. Sin embargo, terminar subcampeón de Liga y exhibiendo un fútbol de manual dejaba entrever que ese Barcelona era otro.

Y así lo demostró la temporada siguiente (2004-2005) con el primer título del nuevo conjunto: la Liga conquistada en el Ciudad de Valencia. Un triunfo que consiguió matemáticamente a falta de 2 jornadas por disputar ante un Levante que terminaría bajando a Segunda División esa campaña. Un empate a unos que más allá de acabar con la sequía culé les otorgaba el récord de puntuación en LaLiga de 20 equipos hasta ese momento, 84 puntos.

La edición 2005-2006 comenzó con la toma de Andalucía al hacerse con la Supercopa de España ante, en aquel momento, el campeón de Copa, el Real Betis Balompié. Todo apuntaba a que sería una temporada histórica, y vaya si lo fue. A 3 partidos de terminar LaLiga el Barça se proclama campeón y pocos días más tarde alza la segunda Champions de su historia en París, en un partido inolvidable ante un Arsenal que cayó por 2 a 1.

Ronaldinho Champions
Puyol y Ronaldinho sostienen la Champions League lograda contra el Arsenal (90min)

El siguiente curso comenzó en la misma línea. Todo sobresaliente al imponerse por primera vez en la Supercopa de España ante un equipo de la misma comunidad autónoma, siendo ambos catalanes y de Barcelona: el Espanyol. Pero todo lo que sube baja y el globo empezó a deshincharse al dejar escapar en la penúltima jornada un título de Liga que estaba prácticamente hecho. Una decadencia que se notaba en el equipo y en el jugador brasileño a título personal, ya que su última temporada vistiendo la camiseta azulgrana fue algo más comedida en cuanto a logros individuales. Un declive en las cifras provocado, en buena medida, por problemas físicos que no menguaron durante buena parte de la campaña y que solo le permitieron participar en 26 encuentros, la mitad de los acumulados en cada campeonato anterior.

En cómputo general, y antes de marcharse al Milan en el verano de 2008, Ronaldinho disputó 207 partidos en las filas del Barça, anotó 98 goles y firmó 56 asistencias. 5 temporadas, en las que fue 2 veces campeón de Liga, otras 2 de la Supercopa de España y una de la Champions League. Números más que envidiables y que devolvieron la esperanza al conjunto azulgrana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!