El día que el Cholo Simeone destrozó al Atlético de Madrid

El día que el Cholo Simeone destrozó al Atlético de Madrid
El Cholo Simeone en su etapa como futbolista del Sevilla (Foto: Teinteresa.es)
camisetas de futbol

El Cholo Simeone es, muy probablemente, una de las personas más queridas por la afición colchonera junto a Luis Aragonés. Ambos defendieron la camiseta rojiblanca primero como jugadores y posteriormente desde el banquillo. Sin embargo, en el caso del argentino, hoy queremos recordar el día en el que dos goles suyos sirvieron para derrotar al Atlético de Madrid.

Pongámonos en contexto. Simeone llegó a la Liga española de la mano del Sevilla FC procedente del Pisa italiano. El centrocampista argentino militó en el conjunto de Nervión durante dos temporadas (1992-1993 y 1993-1994) en las que gracias a su garra y pundonor se hizo un hueco en la afición sevillista.

Un 10 de octubre de 1993 el conjunto hispalense recibía en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán al Atlético de Madrid. El partido marchaba 0-1 para los colchonero gracias a un golazo de Moacir (que posteriormente jugaría en el Sevilla). En el minuto 61 de partido, Manolo, delantero visitante, era expulsado por doble amarilla por lo que los locales tenían tiempo más que suficiente para intentar darle la vuelta al marcador.

Fue entonces cuando la figura del Cholo Simeone tomó todo el protagonismo. Demostrando su gran llegada desde atrás y su sensacional remate de cabeza, el argentino anotó dos goles muy parecidos (el segundo de ellos en el 89 de partido) que sirvieron para que su equipo lograra la victoria. Llamativa la efusiva celebración del segundo de los tantos quitándose la camiseta.

Rivalidad Sevilla-Atlético

Lo que nadie sabía es que precisamente el Cholo Simeone iba a ser el motivo principal del nacimiento de una gran rivalidad entre el Sevilla y el Atleti que perdura hasta nuestros días. El argentino abandonó la ciudad andaluza rumbo al Vicente Calderón a razón de 450 millones de las antiguas pesetas. La afición sevillista lo tildó de traidor y pesetero, lo que deja bien claro que su salida no sentó nada bien.

El resto es historia. Con la camiseta rojiblanca logró triunfar primero como jugador, siendo pieza clave del equipo que logró, entre otras cosas, el histórico doblete de la temporada 1995-1996. Posteriormente como entrenador logrando títulos nacionales (incluida otra Liga) así como internacionales, metiendo al equipo en dos finales de Champions League además.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!