El mejor Sporting de la historia y su rivalidad con el Real Madrid

El mejor Sporting de la historia y su rivalidad con el Real Madrid
Quini y Pirri, capitanes de Sporting y Real Madrid respectivamente (Pinterest)
camisetas de futbol

El mundo del fútbol está lleno de rivalidades entre clubes y aficiones. Normalmente surgen por el hecho de que dos equipos luchan por un mismo objetivo o por tratarse de derbis de una misma ciudad. Hoy recordaremos al mejor Sporting de la historia y su tremenda rivalidad con el Real Madrid.

Viajamos a finales de la de la década de los 70, concretamente a la temporada 1978-1979 en la que el Sporting de Gijón logró su mejor clasificación histórica en la Liga. El conjunto rojiblanco logró el subcampeonato siendo el Real Madrid el campeón.

El cuadro dirigido por Vicente Miera estuvo en la pelea durante toda la campaña. Aquella plantilla contaba con jugadores magníficos como el portero Jesús Castro, Cundi, Mesa, Joaquín y por supuesto Quini. Además, los tres argentinos (Rezza, Doria y Ferrero) daban aún más consistencia a un equipo que iba a por todas.

Sin embargo llegó el partido clave que decidió aquella Liga. El 15 de abril de 1979 se enfrenaron en El Molinón los dos máximos aspirantes al título, Sporting y Real Madrid. El conjunto merengue logró la victoria con un solitario gol de Santillana y la afición salió profundamente enfadada con la actuación arbitral.

El equipo rojiblanco acusó la derrota y cayó de forma estrepitosa la siguiente jornada en el Camp Nou contra el FC Barcelona por un contundente 6-0. De ahí al final, le fue imposible alcanzar al Real Madrid.

¡ASÍ, ASÍ, ASÍ GANA EL MADRID!

La siguiente temporada esta rivalidad fue en aumento. El conjunto asturiano seguía siendo un rival poderoso que ocupaba el tercer lugar en la clasificación con un punto menos que el Real Madrid y dos menos que el líder Real Sociedad (que acabaría siendo el campeón).

Aquel partido pasó a la historia por el gran enfado de la afición sportinguista con el árbitro del encuentro. El resultado final fue de empate a uno y el argentino Ferrero fue expulsado a los cinco minutos del inicio. La afición indignada gritó ¡Así, así, así gana el Madrid! al tiempo que arrojaba una lluvia de almohadillas al terreno de juego.

Por si fuera poco, aquel mítico Sporting de Gijón disputó dos finales de Copa del Rey de forma consecutiva en la temporada 1980-1981 y 1981-1982 que perdió contra FC Barcelona y Real Madrid respetivamente.

Aunque aquel equipo no logró sumar ningún título, está claro que puso en jaque a los más grandes del fútbol español y compitió de tú a tú con ellos convirtiéndose en el mejor Sporting de la historia. Desde entonces la afición de El Molinón, por lo general, siente cierta animadversión por el conjunto merengue, su gran rival en aquellos últimos años de la década de los 70 y los primeros de la de los 80.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!