La entrada de Míchel Salgado a Juninho que marcó la carrera del brasileño

La entrada de Míchel Salgado a Juninho que marcó la carrera del brasileño
Juninho en un partido con el Atlético en la temporada 1997-1998 (The 42)
camisetas de futbol

En el verano de 1997 un talentoso futbolista brasileño llegó al Atlético de Madrid procedente del Middlesbrough inglés. El fichaje de Juninho (junto a otros como el del italiano Vieri) llenó de ilusión a la parroquia rojiblanca, sin embargo, una durísima entrada de Míchel Salgado truncó la carrera del brasileño.

El rendimiento de Juninho en la Premier League sorprendió a propios y extraños. Un futbolista tan pequeño y habilidoso no lo iba a tener nada fácil en el fútbol inglés de finales de los 90 donde el juego directo y el físico eran el pan de cada día. Sin embargo, el talentoso centrocampista consiguió destacar y su rendimiento fue más que bueno lo que le sirvió para fichar por el Atlético de Madrid después del descenso del Middlesbrough.

Con el Mundial de Francia ’98 a la vuelta de la esquina, Juninho no quiso arriesgar su presencia en la cita mundialista jugando en la segunda división inglesa. La oferta del Atlético era muy interesante ya que, según él mismo explicó, Radomir Antic quiso contar con él en su equipo. No podemos olvidar que el club rojiblanco había ganado el doblete hacía un par de temporadas y la intención era competir por todo.

JUNINHO, UNO DE LOS MEJORES DE LA LIGA

Los primeros 6 meses de Juninho en el club del Calderón fueron brillantes. El mediapunta fue de lo mejor de la competición en este inicio de campeonato pero todo se truncó un 1 de febrero de 1998 coincidiendo con la visita del Atlético de Madrid al Estadio de Balaídos para enfrentarse al Celta de Vigo.

En una jugada del partido, Juninho encaró solo la portería rival y Míchel Salgado, defensa vigués, realizó una entrada brutal sin opción alguna de alcanzar la pelota. El brasileño quedó tendido en el terreno de juego y tuvo que ser sustituido. Lesión grave de tobillo con un tiempo estimado de recuperación de 5 meses por lo que su presencia en el Mundial corría serio peligro.

Aunque el brasileño logró acortar los plazos y tuvo el alta médica en tres meses, el seleccionador de la ‘canarinha’ decidió dejarlo fuera. Además, desde aquella patada de Míchel Salgado, Juninho ya no volvió a ser el mismo. El Atlético lo cedió a varios equipos (regresó al Middlesbrough con el que logró la Copa de la Liga, jugó en el Celtic de Glasglow e incluso tuvo una experiencia en la liga australiana).

CAMPEÓN DEL MUNDO EN 2002

Finalmente aquel gran futbolista que lo tenía todo para marcar una época en el Atlético de Madrid logró disputar y ganar un Mundial en 2002 sacándose así la espina clavada de 1998. De hecho, su participación fue bastante notable ya que jugó los cuatro primeros partidos del campeonato y tuvo uno minutos en al final que enfrentó a Brasil y Alemania.

Después de muchos años, Juninho mantiene que no ha podido ni olvidar ni perdonar aquella entrada de Míchel Salgado que condicionó tanto su carrera. En el siguiente vídeo podemos ver un extracto de su entrevista en Fiebre Maldini en la que hace un repaso a todas estas cuestiones.

camisetas retro de futbol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!