Dos Premios Nobel que fueron futbolistas

Dos Premios Nobel que fueron futbolistas
Niels Bohr junto a Albert Einstein (Foto: Perarnau Magazine)
camisetas de futbol

A lo largo de un año los futbolistas pueden recibir una gran variedad de premios (Balón de Oro, Bota de Oro, etcétera). Eso sí, si hay un reconocimiento que poca gente vincula con el mundo del fútbol es el de los Premios Nobel, unos prestigiosos galardones que se otorgan a personas con logros en física, química, medicina, economía, literatura o por el fomento de la paz. Pero hay casos de ganadores del Nobel que fueron futbolistas (claro está, este galardón no se lo dieron por su habilidad con la pelota).

NIELS BOHR, PREMIO NOBEL DE FÍSICA EN 1922

Uno es el danés Niels Bohr, que obtuvo el Premio Nobel de Física de 1922 por la investigación de la estructura de los átomos y la radiación, que es considerado uno de los físicos más importantes del siglo XX, y que en sus años mozos se puso bajo palos para intentar evitar goles.

Niels defendió la portería del Akademisk Boldklub de Copenhague, en el cual coincidió con su hermano Harald Bohr, que acabó siendo un reconocido matemático y que como futbolista llegó más lejos a nivel internacional que su hermano.

Harald disputó los Juegos Olímpicos de Londres 1908 con la selección danesa que ganó la medalla de plata al perder la final contra los anfitriones británicos por 2-0. Como curiosidad, en ese torneo Dinamarca ganó a Francia por un escandaloso 1-17. Aunque ese día no marcó, Harald Bohr consiguió dos goles en otro partido del torneo.

Harald Bohr Dinamarca
Harald Bohr, hermano de Niels, jugó con la selección danesa (Foto: Fútbol con propiedad)

ALBERT CAMUS, PREMIO NOBEL DE LITERATURA EN 1957

Igual que Niels Bohr, Albert Camus sabe lo que es recibir el Premio Nobel, en su caso el de Literatura de 1957, y ser un cancerbero. El escritor francés, autor de obras cono El extranjero, La peste o El mito de Sísifo, fue un gran apasionado al fútbol.

Nacido en la Argelia, cuando aún era colonia francesa, jugó como portero en el Racing Universitaire d’Alger y destacó a pesar de su juventud. Pero en 1930, con 17 años, la tuberculosis le hizo dejar aparcada la práctica de este deporte.

Aunque vio truncada su carrera futbolística por la enfermedad, Camus dio muestras de su aprecio por el balompié y a él se le atribuye la frase “todo lo que sé con mayor certeza sobre la moral y las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol”.

Hay más ejemplos de Premios Nobel que tuvieron espíritu deportivo. Es conocido el interés por el ciclismo de Marie Curie, doble ganadora del galardón (el de Física de 1903 y el de Química de 1911). Y Santiago Ramón y Cajal, Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1906, fue uno de los pioneros del culturismo en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!