Carlos Busquets, el portero de pantalón largo que se quemó las manos con una plancha

Carlos Busquets, el portero de pantalón largo que se quemó las manos con una plancha
La camiseta y pantalón típicos que solía lucir Carlos Busquets en el Barça (Foto: colgadosporelfútbol.com)
camisetas de futbol

El jugador del que vamos a hablar hoy es un tipo que, al recordarlo, cualquier aficionado al fútbol en los 90 esboza una sonrisa. Se trata de Carles Busquets, portero del FC Barcelona que, sin duda, era un tío peculiar.

Con su atuendo característico con pantalón largo y camiseta ancha acolchada, Carles Busquets, padre del crack culé Sergio Busquets, desarrolló la práctica totalidad de su carrera en Can Barça. Surgido de La Masía, el guardameta se hizo un hueco en la primera plantilla aunque no gozó de muchas oportunidades de demostrar su valía. A pesar de todo, jugó más partidos de los que algunos pudiéramos pensar.

En las 8 temporadas que perteneció a la primera plantilla culé, Carles acumuló 79 partidos, siendo titular en la 94-95 y 95-96, curiosamente las de menos títulos (una Supercopa de España). Con él en la plantilla pero sin ser el primer portero, el famoso ‘Dream Team’ de Cruyff se hizo con 6 Ligas, 1 Copa de Europa, 4 Copas del Rey, 3 Supercopas de España y 2 Supercopas de Europa.

BUSQUETS Y SU ACCIDENTE

En 1995, precisamente cuando el guardameta gozaba de la confianza del técnico holandés, Busquets tuvo un accidente doméstico de lo más peculiar. Una plancha caliente cayó y el portero, en su afán de proteger a su hijo, la cogió con las manos y la sostuvo unos segundos hasta volver a dejarla en su lugar. Esto le provocó quemaduras en ambas manos y tuvo que perderse algún partido.

Busquets
La noticia de las quemaduras en las manos de Busquets publicada al día siguiente (Foto: El Correo)

Al menos esa fue la versión oficial de los hechos ya que las malas lenguas cuentan que en realidad Carles Busquets, gran aficionado a la velocidad, sufrió un accidente en el circuito de Montmeló. Sea como fuere, después de bastantes años, todo quedó en una anécdota que todavía hoy sigue sin estar clara del todo.

La carrera del guardameta finalizó en el Lleida en el que jugó cuatro temporadas, dos en Segunda División y dos más en Segunda División B. Siempre será recordado con cierto cariño por todos los aficionados, no sólo por los del FC Barcelona.

One thought on “Carlos Busquets, el portero de pantalón largo que se quemó las manos con una plancha

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!