El Tubo Gómez, el portero que se sentó a leer en mitad de un Clásico

El Tubo Gómez, el portero que se sentó a leer en mitad de un Clásico
La imagen del Tubo Gómez, es una de las más icónicas del fútbol añejo (Medio Tiempo)
camisetas de futbol

Es una de las fotos que más nos llaman la atención del fútbol retro. El Tubo Gómez, portero del Club Deportivo Guadalajara, sentado leyendo una revista apoyado junto al poste de su portería. ¿Cuál es la historia detrás de esa instantánea?

El Tubo Gómez fue uno de los mejores porteros mexicanos de su época y, muy probablemente, de la historia de su país. El guardameta, además, destacó en varios deportes como el voleibol y el baloncesto. Sin embargo, donde se hizo con un nombre fue en el fútbol, llegando a ser un auténtico ídolo e icono de uno de los clubes más importantes de México: Chivas de Guadalajara.

Sin embargo, según cuentan, el joven portero hizo las pruebas para ingresar en las filas del otro equipo de la ciudad, el Atlas. Al parecer, el técnico de aquella época desestimó su fichaje. Este hecho hizo que Jaime Gómez odiara desde aquel instante al equipo rojinegro.

El 5 de mayo de 1950, el cancerbero debuta con la camiseta rayada de las Chivas. Poco a poco logra asentarse como titular y llega a formar parte de uno de los equipos más ganadores de la historia del fútbol mexicano. Aquel equipo fue conocido como ‘el campeonísimo‘ ya que logró 7 títulos de Liga en un lapso de 9 años.

Pero volvamos a la famosa foto que preside este artículo. El 24 de abril de 1955 se disputaba el Clásico entre Chivas y Atlas. Por aquel entonces, el equipo del Tubo Gómez era bastante superior a su rival y esto se demostró en el terreno de juego desde el inicio. A los pocos minutos los locales ya vencían por 3-0 y en ese momento, el arquero, llevo a cabo su venganza. Así lo cuenta el propio protagonista:

“Les estábamos dando un baile y ganábamos 4-0 desde el principio. En la tribuna alguien me hizo llegar una revista y me senté en uno de los postes a leer. Fue una burla, claro que le echaba un ojo al juego no lo descuidaba, pero no llegaban. El árbitro ni cuenta se dio”.

Por supuesto, esta travesura del portero provocó las risas de sus aficionados, todo lo contrario que produjo en la hinchada rival que lo tomó como una afrenta.

El Tubo Gómez retiró en el año 1970, después de vestir las camisetas de otros clubes mexicanos como el Monterrey, Deportivo Oro y Club de Fútbol Laguna. Estuvo presente en dos Mundiales (1958 y 1962) aunque no llegó a disputar ningún partido ya que el titular era otro ilustre como Antonio ‘La Tota’ Carbajal, uno de los pocos futbolistas que ha disputado 5 Copas del Mundo en la historia.

El 4 de mayo de 2008, Jaime ‘El Tubo’ Gómez, nos dejaba víctima de un cáncer. Su historia y su imagen quedarán para siempre en el recuerdo de la afición de Chivas y como curiosidad para el resto de aficionados al fútbol.

Siendo esta una historia muy conocida en México, no queremos dejar pasar la oportunidad de recomendar a nuestros lectores de dicho país la web mejorcasino.vip/mexico donde encontrarán los mejores bonos y oportunidades para disfrutar de todo tipo de juegos online.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!